Itinerario de 14 días por Tailandia

Descripción de la publicación.

TAILANDIA

6/23/202313 min read

Día 1. Aterrizamos en el caos de Bangkok

Que no os confunda que os esté diciendo todo el rato que es un caos, para mí sin duda es de las ciudades más increíbles que hemos estado. Ellos sin duda saben gestionar su caos.

Aterrizamos tras 17h de vuelo haciendo escala en Doha, ambos vuelos con Qatar airways y he de decir que no me extraña en absoluto que digan que es la mejor aerolínea, ¡Menudos aviones! Llegamos realmente destrozados pero nos podían las ganas de empezar a conocer aquello así que dejamos las maletas y nos echamos a la calle.

Nos acercamos hasta el templo Sri Mahamariamman que únicamente pudimos ver por fuera ya que estaba cerrado al público pero hemos de decir que nos impresionó muchísimo al verlo con tantísimos colores (todavía no sabíamos que nos esperaban otros 500 templos más) en la Si lom road, muy cerca de nuestro hotel (Holiday inn Bangkok Silom). Seguimos por esta avenida tan iluminada y nos dejamos guiar por los locales que nos indicaron un maravilloso sitio donde cenar, además hablaban castellano, nos aconsejaron pedir Pad thai y ¡qué maravilla! En mi humilde opinión de los mejores platos del país. Después de cenar nos fuimos al hotel a descansar para el día siguiente.

templo Sri Mahamariamman

Plato típico llamado Pad thai y cerveza nacional Singha

Si lom Road

Día 2. Templos de Bangkok

Amanece en Bangkok y tras tomar un rico desayuno en nuestro hotel nos disponemos a recorrer la ciudad, nos recogen para llevarnos primeramente al templo del buda de oro (Wat traimit).

Más tarde vamos al increíble templo del buda tumbado (Wat pho), lo cierto es que es realmente bonito y asombrosamente grande, donde nos fueron explicando las diferentes estancias hasta llegar al buda tumbado que veis en la foto, realmente es muy difícil sacar una foto buena por sus dimensiones. En este tipo de sitios tened muy en cuenta que son bastante estrictos con el tipo de vestimenta, así que procurad meter en la maleta pantalón largo fino (por el calor que hace) o tendréis que comprar los típicos pantalones de elefantes como hicimos nosotros. Debéis llevar tapados hombros y rodillas.

Por la tarde nos aventuramos a salir a descubrir las calles de Bangkok por nuestra cuenta, cogiendo un tuktuk jugándonos un poco la vida, cenamos en un mercado local y terminamos la noche en un rooftop realmente increíble el cual recomiendo muchísimo a todo el que vaya. El sitio se llama Red Sky, está situado en Central World plaza que es donde estaba el mercadillo mencionado en el cual estaba todo riquísimo.

Tras la cena decidimos irnos a descansar para así estar como nuevos nuestro último día en Bangkok aun que con la espina clavada de no haber conocido la vida nocturna de esta hermosa ciudad.

Día 3. Último día en el caos.

Tras un potente desayuno salimos a conocer el mercado de las flores, para nosotros un imprescindible si visitas Bangkok, el cual nos encanto. Lo bonito del lugar es ir callejeando y perdiéndote, conocer la vida local, hablar con ellos... Cuando más te adentres menos turistas veréis, ya que de por sí no vimos demasiados.

Más tarde nos topamos con una cafetería la cual nos habían recomendado y la verdad que es impresionante. El lugar es también una floristería y van cambiando el decorado, nos pareció digno de admirar, el sitio se llama floral cafe at Napasorn.

Continuamos caminando hacia la zona mochilera, llamada Khao san road, donde ya hace años no tiene la misma actividad que en sus buenos tiempos pero sigue siendo una buena zona de puestillos y vida nocturna. Por el día también encontraréis restaurantes como en el que comimos nosotros a buen precio. Si no disponéis de mucho tiempo es una zona de la cual podéis prescindir.

Después de comer decidimos ir a ver nuestro último templo en Bangkok del cual nos habían dicho que tenía unas vista increíbles y así era, se llama Monte dorado y desde allí hay unas vistas fantásticas de la zona, eso sí os recomiendo estar en buena forma física porque la caminata hasta arriba es exigente. Después de esto fuimos hacia el hotel y cenar en un libanés cercano ya que a la mañana teníamos que salir en ruta temprano.

Día 4. Rumbo a Ayutthaya

Salimos a las 6:30 con rumbo a las ruinas de Ayutthaya, tras poco más de 1h llegamos para visitarlas, nos explican su importancia y conservación hasta el momento, la verdad que es un recorrido súper interesante y digno de ver. Más tarde vamos a The great Buda (Wat muang), una estatua de 100 metros de la figura de buda sentado en color oro, es increíble lo pequeño que te sientes a su lado. Justo al lado hay un templo muy bonito y unas figuras sobre los pecados capitales algo siniestras.

Visto the great Buda ponemos rumbo a Phitsanoluk, en donde pasaremos la noche, comemos de camino y tras 4h llegamos finalmente y salimos a conocer este pueblo que casualmente esta en fiestas. Cenamos en el mercado local y nos vamos a descansar.

Día 5. Sukhothai

Nos montamos en el bus un día más y poco más de hora y media más tarde llegamos a las impresionantes ruinas de Sukhothai, nuestra guía Kety nos hace un tour en bicicleta parando en los sitios importantes con su pertinente explicación y sin duda puedo decir que es un sitio muy bonito y lleno de historia, una parada obligatoria si subís hacia el norte de Tailandia por carretera. De camino paramos en el Lago Payao y ahí probamos grillos y gusanos del bambú, a decir verdad no están tan malos como se puede llegar a pensar, su sabor no difiere mucho de unas pipas o snack salado aun que reconozco que pueden dar algo de repulsión a la hora que comértelos. Poco más tarde llegamos a nuestro hotel en Chiang Rai y salimos a cenar la comida local llamada "hot pot". En otras palabras, casi firmar una maratón, porque entre el calor que hace y el humo que sale de ahí acabas ahogado. Un consejo es que vayáis metiendo los ingredientes en la olla poco a poco y no todo de golpe (más que nada porque no caben) pero os lleváis el buen rato y la experiencia. Hasta el momento seguimos sin probar uno de nuevo y que así sea!!

Día 6. Chiang Rai

Después de un rico desayuno salimos dirección al templo azul, es impresionante la cantidad de detalles que tiene, tanto por fuera como por dentro, por dentro no dejan hacer fotos así que os invito a que vayáis y lo veáis pero desde luego es algo que jamás esperaríais ver en un templo, la fuente situada en la entrada parece sacada de un cuento con humo saliendo, sin duda toda una obra de arte.

Más tarde nos dirigimos al museo del opio situado al lado del río Mekong donde antiguamente se comerciaba con él.

Inmediatamente después pusimos rumbo para la que personalmente me parece la joya del norte de Tailandia, el templo blanco, uno no puede no enamorarse de este sitio, es extremadamente fotogénico sobre todo por fuera y han iniciado la construcción de un templo dorado justo al lado dado la gran afluencia de turistas que lo visitan.

Después de esta última visita nos fuimos dirección Chiang Mai para pasar ahí nuestra primera noche y tras algo más de 3h estábamos en nuestro hotel.

Día 7. Chiang Mai

Amanecemos temprano en Chiang Mai para ir al templo Wat prathat doi suthep ubicado en la cima de una montaña, al ser zona de selva las precipitaciones son muy frecuentes y abundantes, y como no, nosotros no nos íbamos a librar. Con esto os digo que por lo menos a esta zona llevéis un paraguas o un chubasquero para disfrutar la zona porque es preciosa si os gusta la naturaleza.

De aquí nos llevan a Mae Taeng a ver a las mujeres jirafa y al criadero de elefantes, esto último siempre crea algo de controversia sobre si es maltrato animal o no, el punto de vista que ellos dan es que si no amaestrasen a esos elefantes ni ellos tendrían sustento ni los elefantes comida. Pero bueno eso ya es muy personal, también había opción de bañarte con ellos.

Regresamos a Chiang Mai de nuevo y decidimos darnos un chapuzón en la piscina del hotel con una buena Shinga (Cerveza tailandesa). Debéis saber que como en la mayor parte de Asia no está muy extendido el consumo de alcohol por lo que en muchos sitios quizá no encontréis. Por la noche salimos a descubrir los mercados locales pero regresamos temprano puesto que al día siguiente tenemos un vuelo de madrugada.

Día 8. Vuelo a Phuket

Después de un madrugón increíble y 1 hora y media de avión aterrizamos en el aeropuerto internacional de Phuket, situado al norte de la provincia de Phuket, nos recogen y realizamos otro trayecto de 1h hasta llegar a nuestro hotel llamado Cape Panwa, al sur de la isla.

La verdad que sin duda es de los mejores hoteles en los que hemos estado, con 3 piscinas, salida directa al mar y varios restaurantes. Lo disfrutamos muchísimo ya que fuimos en temporada baja y no había casi gente.

Si bien es cierto que parecen imágenes sacadas de la página web del hotel lo cierto es que no lo son, el lugar era encantador desde cualquiera de sus rincones. Después de habernos dado el pertinente chapuzón en el mar y la piscina nos dispusimos a investigar los alrededores, en la zona en la que estábamos no había mucho turismo dado que no era muy grande pero casualmente teníamos al lado el acuarium al que decidimos entrar.

Decidimos tomar algo en un sitio cercano que habíamos visto que tenía unas vistas bonitas y más tarde fuimos a la ciudad de Phuket a cenar en un mercado. Para movernos utilizamos Grab pero el conductor nos ofreció guardar su número y llamarle a él siempre que le necesitásemos y así fue los siguientes 5 días, una persona super amable que recomendaría a todo el mundo y con un precio fantástico.

Después de cenar nos fuimos pronto al hotel puesto que al día siguiente teníamos contratada la excursión de snorkel en islas Phi phi

Día 9. Phuket

Pronto por la mañana tomamos nuestro desayuno con vistas al mar y nos dispusimos a esperar a la van que nos llevaría al puerto para coger el barco. Una vez allí nos explicaron el itinerario que seguiríamos en el día, primeramente visitamos Koh phi phi lee, más concretamente a su famoso lago de agua azul donde estuvimos bañándonos y haciendo snorkel.

Más tarde nos llevaron a comer a otra embarcación, vimos la playa donde se rodó la película "la playa" la cual está cerrada a turistas la mitad del año y tuvimos que verla de lejos y de ahí hasta Koh phi phi Don, la isla más grande de este conjunto de islas donde pudimos disfrutar de un rato de tranquilidad.

Por la noche fuimos a seguir disfrutando de la noche a Phuket ya que no estaba muy lejos de donde nos hospedábamos con nuestro chófer de confianza.

Día 10. Excursión a James Bond island

Amanecimos y con mucha energía nos vinieron a buscar a la recepción del hotel y tras algo más de una hora llegábamos al embarcadero en el cual cogeríamos el barco que nos llevaría hasta James Bond island, llamada así porque sale en una de sus películas. La verdad que el lugar es impresionante, se ve desde una isla algo más grande que esta enfrente, tiene incluso un bar y baños que le restan algo de naturalidad al lugar pero aún así muy recomendable visitarla. Después de eso nos montamos en unas canoas bordeando islotes hasta una plataforma en la que pudimos bañarnos tranquilamente.

Por la noche salimos a conocer Patong beach, eso de lo que tanto nos habían hablado y no sabíamos muy bien de que iba, la verdad es que no nos gustó a ninguno, no sabría muy bien como describirlo... Algo parecido al barrio rojo de Amsterdam pero muchísimo peor, mi recomendación es que no vayáis, o si vais no participéis.

Después de la cena dimos una vuelta por la playa y volvimos al hotel.

Consejo: Si queréis descansar no cojáis el hotel en patong beach ni cerca.

Días 11-13. Recorriendo la isla

Estos días decidimos dejarlos un poco a nuestro aire, dejarnos aconsejar por los locales, disfrutar de sus mercadillos, su cultura y sus costumbres, a continuación os dejamos unas fotos.

Como valoración final del viaje lo cierto es que a todos nos encantó, sobre todo por su gente, sin duda es un país al que volveríamos, y tú, ¿Todavía no conoces Tailandia? Anímate.

Big Budha, estatua situada en la cima de una colina a la que se debe ascender con los hombros tapados como a otros templos.

Mercadillo de imitaciones muy buenas y también de comida a muy buen precio situado en Phuket.

Postre típico tailandés el cual lleva mango y arroz pegajoso, muuuuuuuy rico.

Playa la cual pertenecía a nuestro hotel, la temperatura del agua muy buena para los más frioleros.

Esperamos que hayáis disfrutado mucho leyendo este capítulo de nuestra vida que tanta ilusión nos hace contaos y si tenéis cualquier duda o podemos ayudaos de cualquier forma hacérnoslo saber y estaremos encantados de ayudaos.

¡Nos vemos en la próxima aventura!

Para Julia,

De tus tíos, un besito.